Buscar
  • info571026

Problemas bucales en los más pequeños


Es importante tener una buena salud dental y sabemos que no se le dedica todo el tiempo necesario para mantener el nivel óptimo de higiene, a veces porque vamos con prisas o por simple pereza, que también es una de las causas más comunes.

Si esto lo trasladamos a los más pequeños de la familia, el problema se agrava.

Desde Clínica Dental Gran Vía en Madrid, recomendamos que, desde bien pequeños, se les cree un hábito de higiene bucal, de esta forma cogerán autonomía y una rutina, que fomentará el autocuidado de su boca.


Si no logramos hacerles ver desde pequeños la importancia de llevar a cabo unas pautas higiénicas, en el futuro, podrán tener problemas bucales que requerirán de tratamiento. En Clínica Dental Gran Vía en Madrid, nos encontramos en muchas ocasiones con enfermedades que se podrían haber evitado llevando un correcto cuidado de la boca.

Una de las más comunes a la que nos enfrentamos, es la caries, y es que alrededor del 25% en niños con edades comprendidas entre los 5 y los 11 años, y sobre un 20% en edades adolescentes, las padecen o las han padecido.

Las causas que la producen son varias, desde una mala alimentación con un abuso excesivo de alimentos muy azucarados, hasta una mala elección de la pasta dentífrica, pero sobre todo se debe a una escasa higiene oral. Tras su aparición, procederemos a su tratamiento, para que todo vuelva a la normalidad y dejen de tener dolor o padecer sensibilidad dental.

Otro de los problemas que nos encontramos en la Clínica Dental Gran Vía en Madrid, es el de tratar a niños muy pequeños, que por culpa de unos malos hábitos relacionados con el uso del biberón y el chupete, sufren anomalías. Si se prolonga en el tiempo el uso de ambos, ya sea porque pensamos que nuestro bebé no se duerme si no es con el chupete puesto o porque necesita tomarse la leche en el biberón, porque así tarda menos tiempo en acabárselo… estamos fomentando, a corto plazo, la aparición de problemas como una malformación dental, lo que puede derivar en una mordida abierta, que consiste en un estrechamiento del maxilar (paladar), que hará que los dientes superiores no contacten con los inferiores o una mordida cruzada, que afectará a la mandíbula y que hará que en un futuro, sea necesario el uso de ortodoncia.

En Clínica Dental Gran Vía en Madrid, os aconsejamos que prestéis atención cuando se le retire el chupete, que no lo sustituya por el dedo, si esto ocurre, habrá que quitarle esa manía, lo antes posible, para evitar que el daño que no ha hecho el chupete, lo haga el dedo.


Para que todo esto no ocurra, desde Clínica Dental Gran Vía en Madrid, somos partidarios de la prevención y así evitar encontrarnos con estos problemas. Damos consejos básicos de higiene y recomendaciones de cepillado muy valiosas, tanto a padres como a los propios peques. Y sobre todo, recomendamos controles rutinarios, para detectar a tiempo cualquier anomalía que pueda agravarse si no se detecta a tiempo. Pide tu cita ya.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo